martes, 17 de junio de 2014

A4toner ¿Es el precio el único factor a la hora de comprar un tóner?


Comprar un toner no es una cuestión secundaria ya que del mismo dependerá la calidad de nuestras impresiones. Sin embargo, a la hora de llevarlo a cabo existen otros factores y más importantes que nada tienen que ver con el precio, como os mostramos a continuación. 

A la hora de comprar un toner son muchos los factores que entran en juego. En este sentido, hablamos de una decisión cuyo principal protagonista, en la mayoría de los casos y si se trata de consumidores inexpertos o con pocos conocimientos, es el precio. Sin embargo, a continuación queremos detallar otros elementos que condicionan esta decisión y, por consiguiente, el resultado de su trabajo.

Determinación a la hora de comprar un toner

Comenzando por el estilo de impresión del cliente, que incidirá notablemente en el resultado del trabajo final realizado por el tóner. El tipo de documentos que imprime, el volumen de los trabajos, la cantidad de páginas a color o la densidad de las imágenes son algunos de los rasgos que conlleva este factor. Así, el rendimiento real puede verse modificado en comparación con el rendimiento declarado.

En paralelo, la configuración del tóner es otro de los factores que influyen en sus resultados finales. Algunos de estos componentes, como el revelador, el fotoconductor o la hoja de limpieza se utilizan a medida que se aplica el tóner. De esta manera, si su diseño es específico para resultar duradero el desgaste tardará una mayor cantidad de tiempo en aparecer.

Asimismo, hay que tener en cuenta que cada tóner está configurado por una fórmula química determinada para funcionar con el resto de los componentes, y debe tener como objetivo ofrecer la máxima calidad de manera constante. Por ello, es importante analizar la capacidad de este instrumento, ya que durante el proceso de impresión está sujeto a movimientos físicos o llegar a un nivel que lo hace inutilizable. Este aspecto limita su capacidad para revelar la imagen de manera adecuada, algo que supone defectos de impresión.


Los aspectos que hemos tenido en cuenta anteriormente son importantes a la hora de analizar el resultado final del trabajo realizado por un tóner determinado. Por ello, más allá del condicionante de su precio, es necesario hacer frente a estas posibilidades y conocer la calidad del tóner que vamos a elegir. Y es que de su fiabilidad, aptitud y potencial dependerán los resultados de nuestras impresiones.
Publicar un comentario