jueves, 5 de diciembre de 2013

Impresora 3d

Si imprimir desde los móviles ya es un gran adelanto, imprimir en 3D ya es una revolución. Aunque la tecnología 3D no es nueva, ya que a nivel industrial lleva utilizándose hace unos 30 años.
Hasta ahora los modelos habían sido demasiado caros y su rendimiento solo lo podían aprovechar empresas con necesidades muy específicas.


Gracias a este tipo de impresoras, se pueden imprimir diferentes tipos de objetos a partir de diseños realizados a través de nuestro ordenador y pueden realizarse en diferentes materiales. Se pueden crear piezas del sector de arquitectura, juguetes de plástico, piezas de cerámica, prótesis e incluso tartas de chocolate!! 

¿Cómo imprimen?

Las impresoras 3D, no imprimen, construyen. La "tinta" se va acumulando capa tras capa hasta formar objetos.
 - Primero de todo hay que dibujar el objeto en planos tridimensionales (se necesita un programa especial).
 - Lo segundo es convertir ese diseño en un objeto cargando el archivo y eligiendo el material. De momento se ha utilizado plástico, papel, chocolate y células vivas, aunque también hay que decir que depende el material que elijamos puede influir bastante en el coste de la impresora.


A continuación os ponemos un poquito de historia de lo que se ha logrado con estas impresoras:

1992 - La fabricación de prototipos capa por capa.

1999 - El primer órgano criado en laboratorio que se implanta en humanos fue un aumento de la vejiga urinaria utilizando recubrimiento sintético con sus propias células.

2002 - Los científicos diseñan un riñón en miniatura completamente funcional y con la capacidad de filtrar la sangre y producir orina.

2008 - La primera persona que camina sobre una pierna de prótesis impresa en 3D. Actualmente imprimir una de éstas prótesis tiene un valor de 60.000 $ (44.200 € aproximadamente).



2009 - Se imprime el primer vaso sanguíneo.

2011 - Planea el primer avión no tripulado en 3D. Se construye en siete días y tiene un presupuesto de 7.000€.

2011 - Sale un prototipo de coche impreso en 3D.

2011 - Se empieza a imprimir diseños de joyería en oro y plata.

2012 - Se hace el primer implante de prótesis de mandíbula a una  mujer de 83 años de edad que sufría una infección de hueso crónica.

2013 - Reconstruyen la cara de una persona que perdió parte del rostro a causa de un cáncer.

2013 - Consiguen salvar la vida de un bebé de dos meses implantándole una prótesis en forma de tablilla en la tráquea reproducida por una impresora 3D.

2013 - Empiezan a comercializarse impresoras 3D de bajo coste en el mercado.

Lo mismo que se está avanzando en la ciencia con este tipo de impresoras, en un futuro no muy lejano seguro que tendremos impresoras 3D para uso doméstico y podremos fabricarnos tazas de cerámica, 
prendas e infinidad de cosas que nos facilitarán el día a día.

Hasta la próxima!!!


Publicar un comentario